sábado, 18 de noviembre de 2017  

 Sanidad

Importantes realizaciones y servicios de calidad ofrecidos en los establecimientos sanitarios recientemente implantados, y desde un decenio, una constante mejora del nivel de salud de la población de las provincias saharauis, éstas son las grandes líneas de los aspectos y dimensiones de la política sanitaria en esta región.

A pesar de ello queda mucho por hacer en la medida en que muchos proyectos sanitarios son todavía en curso. En inmediato –y esperando la finalización y la puesta en marcha de los nuevos equipamientos- los servicios de sanidad ofrecen una ayuda urgente con el fin de combatir, en los más cortos plazos, las enfermedades infantiles, la desnutrición que causan un alto índice de mortalidad, así como otras enfermedades frecuentes sobre todo en esta región (enfermedades oculares, desequilibrios en el sistema digestivo, tuberculosis,…)

Equipos sanitarios móviles fueron enviados allí: ofreciendo los primeros cuidados médicos necesarios, prodigan también consejos de higiene y alimentación. Asimismo, velan por el saneamiento del medioambiente.

Autonomía sanitaria de la región

Generalmente, los objetivos de la política sanitaria son tres:

-Asegurar la autonomía sanitaria de la región a causa de su lejanía de los centros hospitalarios existentes;
-Poner la sanidad al alcance de todo el mundo adaptando los servicios sanitarios a las necesidades específicas de esta región mediante una repartición geográfica equilibrada de los equipamientos y la gratuidad de los cuidados;
-Desarrollar no sólo la medicina curativa sino también la preventiva conforme a la política llevada a cabo en este sentido en todas partes del país.

Estos objetivos se concretizaron, particularmente, en tres niveles: la instalación de una infraestructura adecuada mediante la formación de la plantilla para un asesoramiento apropiado y la organización de campañas preventivas. La infraestructura sanitaria fue realizada en conformidad con la política general de prevención y mejoría del nivel y la calidad de los cuidados. El hospital constituye, a nivel regional, la última etapa del proceso curativo; los primeros cuidados y los diagnósticos se hacen a nivel del barrio y la circunscripción por la vía de una red de centros de cuidados, dispensarios y ambulatorios. Estos últimos son la estructura de base y de definición para los programas sanitarios a nivel nacional.

En las provincias saharauis, esta infraestructura conoció un gran desarrollo en la última década. Este progreso se concretizó mediante la implantación geográfica de servicios sanitarios tanto en el medio urbano como en el rural. En las ciudades, la prioridad se concedió a los barrios más poblados, privados hasta el momento de cualquier equipamiento sanitario. Así pues, a partir de 1976, los hospitales regionales, muchos centros de asistencia médica y una decena de dispensarios y ambulatorios fueron abiertos y puestos en servicio.

Hoy en día, el hospital completa una red de instalaciones sanitarias y abarca muchos servicios especializados lo que ofrece cierta autonomía a la región en materia de sanidad. Esta autonomía es consolidada en Laayun por la inauguración, en 1994, de un hospital especializado con una capacidad de 144 camas, un centro de tuberculosis y otros de cirugía dental. Ello contribuyó en ampliar el abanico de los servicios garantizados a la población.

En virtud de las normas definidas a nivel nacional, la implantación de estas unidades sanitarias permite ofrecer una capacidad de servicio proporcional con el número de habitantes. A partir de 1976, la capacidad hospitalaria se multiplicó prácticamente por 10. Hoy en día, alcanza 400 camas aproximadamente en la región de Laayun.

Todas estas instalaciones funcionan en condiciones muy satisfactorias gracias a una plantilla médica y paramédica competente y abnegada. Este principio no es propio a las provincias saharauis, es un elemento fundamental de la política de formación seguida por Marruecos con miras a un asesoramiento eficaz de los establecimientos sanitarios.

Las facultades de medicina de Rabat y Casablanca forman actualmente promociones de 500 médicos al año; algunos de ellos están solicitados para hacer prácticas en las provincias saharauis. Asimismo, se convocaron otros médicos, de diversas especialidades, que estaban operando en centros hospitalarios de otras ciudades.

Si esta fue la solución adoptada, al principio, para atender a necesidades urgentes en materia de plantilla médica, cabe señalar que hoy en día, la creación de centros hospitalarios ha facilitado la construcción de equipos que operan de modo continuo en la región. Con ello, el número de médicos en servicio se ha cuadruplicado a partir de 1976.

En esta misma perspectiva, se destaca el esfuerzo sostenido realizado en el ámbito de la formación paramédica, especialmente, con la creación de un centro de formación de enfermeros en Laayun. 

    

1. ¿Qué opina sobre el proyecto de autonomía del Sahara Occidental propuesta por el Reino de Marruecos?


Votar  Consultar los resultados
 
 

 
Inicio   |  Historia del Sahara  |  Geografía  |  Patrimonio hassani  |  Asuntos sociales  |  Economía  |  Infraestructuras Instituciones  |  Contacto
 
  Copyright © CORCAS 2017 - Todos los derechos reservados