martes, 21 de noviembre de 2017  

 Juventud y deporte

juventud y deporte.JPGLa acción del Estado no se ha limitado únicamente a la enseñanza; esta vez ha abordado de manera paralela al currículo escolar clásico. Así el Estado ha procedido a la creación de una estructura de educación y formación que se hace cargo de los niños desheredados y de los jóvenes no escolarizados o cuya escolarización ha sido interrumpida. Esta acción ha sido llevada a cabo para beneficiar a la infancia desfavorecida, a los huérfanos y a las personas discapacitadas.... Igualmente beneficia a los jóvenes que afrontan  problemas de adaptación al nuevo modo de vida urbana.

Por otro lado, la intervención de los poderes públicos se ha traducido igualmente en la creación y en el asesoramiento prestado a  centros de educación y trabajo, a residencias infantiles, así como a centros de educación social e incluso a  cooperativas con vocación social. En todas estas instituciones, se organizan actividades culturales y educativas, como las clases de alfabetización que, en la actualidad, constituyen un componente fundamental dentro del sistema educativo que se viene implementando en varios centros sociales y, cuya acción afecta a una amplia porción de jóvenes y adultos. Obviamente, la instrucción básica sigue siendo una  condición imprescindible para que los jóvenes y adultos puedan participar activamente en la construcción de una nueva sociedad.

Igualmente,  se dan clases de educación social y cívica a jóvenes mujeres y a muchachas a las que, además, se inicia en el ejercicio de ciertas manualidades (costura, bordado, tapicería) y, por ende, se les brinda la posibilidad de ejercer, más tarde, un oficio artesanal que pueda aportarles un complemento más para sus ingresos familiares.

Cabe mencionar igualmente a las residencias infantiles que han sido creadas para acoger y proteger a huérfanos y para facilitar su inserción en la sociedad. En esta línea, varios centros especializados han sido creados y puestos a disposición de personas discapacitadas, de los invidentes,… donde reciben,  además de una constante asistencia médica, una enseñanza y una formación adaptadas.

A este respecto, cabe destacar la determinación de los poderes públicos para acudir en ayuda de los grupos sociales desfavorecidos, no a través de medidas puntuales de escasa relevancia real, y más bien en el marco de una estrategia global. De este modo, no es nada extraño, que esta política haya dado sus frutos y haya resultado un factor decisivo para su inserción en su entorno, cosa que contribuirá, sin duda, a mejorar sus condiciones de vida social.

Promoción del deporte

Ahora bien, esta acción a favor de los jóvenes no sería completa si obviase el desarrollo de sus aptitudes deportivas. Así,  se ha desplegado grandes esfuerzos en este campo, de modo que se han construido terrenos de fútbol, de balonmano y de baloncesto en todos los centros urbanos. En Laâyoune, el polideportivo y la piscina han sido acondicionados. Igualmente, han sido abiertas varias salas para los clubes deportivos (kárate, gimnasia).

La existencia de estos equipos ha incitado a los jóvenes a organizarse en asociaciones. Algunas fueron constituidas a escala de los barrios lo que supone, tan sólo para el  fútbol, la aparición de  no menos de treinta y dos equipos en Laâyoune. En un nivel más elevado, muchos clubes han sido formados y, en la actualidad, se cuenta que hay una veintena de clubes de fútbol que agrupan a casi 500 jugadores federados entre todas las provincias saharianas.

Uno de estos clubes - Chabab Al-Massira - (Laâyoune) llena de orgullo estas provincias desde que accedió a la primera división del  campeonato nacional. Además, esta subida a primera división le ha brindado la posibilidad de recibir a equipos internacionales.

El papel que las provincias saharianas han de desempeñar en la organización de encuentros nacionales y a veces internacionales queda reforzado con la creación de infraestructuras de mucha envergadura.

El complejo deportivo de Laâyoune, Cheikh Mohamed Laghdaf, inaugurado por Su Alteza Real el Príncipe Moulay Rachid,  en marzo de 1985, puede recibir hasta 35.000 espectadores. Construido en una superficie de 3 hectáreas, este polideportivo está dotado de varias instalaciones: pistas de atletismo, una sala para juegos colectivos, otra para  juegos individuales (boxeo, judo).

Así, la región recupera nuevamente su vocación de zona de tránsito privilegiado para los deportistas y aventureros que toman los circuitos terrestres, marítimos y aéreos y se organizan regularmente tres competiciones: 
Las riquezas pesqueras de las costas saharianas y la belleza de las playas que las jalonan atraen ciertas actividades deportivas relacionadas con el mar: submarinismo, esquí acuático, windsurfing, natación y por fin torneos internacionales de pesca que se celebran en Dakhla.

La integración de las provincias saharianas en el territorio nacional, si bien se haya verificado física y económicamente, resulta ser, ante todo,  la de los seres humanos.

Esta integración, concretada a través de los intercambios entre los jóvenes de esta región y los de otras provincias, interviene para consolidar aún más la unidad cultural de la nación marroquí.
    

1. ¿Qué opina sobre el proyecto de autonomía del Sahara Occidental propuesta por el Reino de Marruecos?


Votar  Consultar los resultados
 
 

 
Inicio   |  Historia del Sahara  |  Geografía  |  Patrimonio hassani  |  Asuntos sociales  |  Economía  |  Infraestructuras Instituciones  |  Contacto
 
  Copyright © CORCAS 2017 - Todos los derechos reservados